ACTIVIDAD FÍSICA Y SALUD

Todos sabemos o conocemos los beneficios que nos aporta la actividad física y el entrenamiento a nivel físico o estético. Pero detrás de la actividad física hay mucho más que la búsqueda de un mejor físico o lucir mejor en la playa.

Instagram JMR TRAINER®

Estudios científicos están demostrando que muchas de las enfermedades de hoy en día se podrían evitar con hábitos de vida más saludables. Muchos se quedan solo en llevar una alimentación más o menos sana, que está muy bien, pero dejan de lado la actividad física.

Mucha gente piensa que actividad física es largas horas de entrenamiento al día, pero nada más lejos de la realidad. Aquí las recomendaciones de la OMS en cuanto a actividad física se refieren:

Jóvenes (5-17 años): la actividad física será en forma de juegos o deportes en el contexto de la familia, escuela o actividades programadas:

  • Como mínimo 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa.
  • Por un tiempo superior a 60 minutos diarios reportará un beneficio aún mayor para la salud.
  • Debería ser, en su mayor parte, aeróbica. Convendría incorporar, como mínimo tres veces por semana, actividades vigorosas que refuercen, en particular, los músculos y huesos.

Adultos (18-64 años): actividades recreativas o de ocio, desplazamientos (por ejemplo, paseos a pie o en bicicleta), actividades ocupacionales (es decir, trabajo), tareas domésticas, juegos, deportes o ejercicios programados en el contexto de las actividades diarias, familiares y comunitarias:

  • Como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.
  • La actividad aeróbica se practicará en sesiones de 10 minutos de duración, como mínimo.
  • A fin de obtener aún mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo de edades aumenten hasta 300 minutos por semana la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien hasta 150 minutos semanales de actividad física intensa aeróbica, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa
  • Dos veces o más por semana, realicen actividades de fortalecimiento de los grandes grupos musculares.

Adultos mayores: la actividad física consiste en actividades recreativas o de ocio, desplazamientos (por ejemplo, paseos caminando o en bicicleta), actividades ocupacionales (cuando la persona todavía desempeña actividad laboral), tareas domésticas, juegos, deportes o ejercicios programados en el contexto de las actividades diarias, familiares y comunitarias:

  • Los adultos de 65 en adelante dediquen 150 minutos semanales a realizar actividades físicas moderadas aeróbicas, o bien algún tipo de actividad física vigorosa aeróbica durante 75 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.
  • La actividad se practicará en sesiones de 10 minutos, como mínimo.
  • Que, a fin de obtener mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo de edades dediquen hasta 300 minutos semanales a la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien 150 minutos semanales de actividad física aeróbica vigorosa, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.
  • Adultos de este grupo de edades con movilidad reducida realicen actividades físicas para mejorar su equilibrio e impedir las caídas, tres días o más a la semana.
  • Convendría realizar actividades que fortalezcan los principales grupos de músculos dos o más días a la semana.
  • Cuando los adultos de mayor edad no puedan realizar la actividad física recomendada debido a su estado de salud, se mantendrán físicamente activos en la medida en que se lo permita su estado.

Por si no os habéis dado cuenta, en todos los rangos de edad se recomienda el ENTRENAMIENTO DE FUERZA un mínimo de 2 días a la semana. Y cuando hablamos de entrenamiento de fuerza, debemos desterrar el asociarlo a hierros y discos, hay muchas formas de entrenar la fuerza, para todos los gustos y colores.

Instagram JMR TRAINER®

SÍNDROME METABÓLICO

«El síndrome metabólico (SM), es un término empleado en los últimos años para designar un grupo de factores de riesgo que incluyen obesidad visceral, hipertensión arterial, hiperglucemia y dislipidemia aterogénica, los cuales predisponen al individuo a desarrollar enfermedad cardiovascular (ECV) y diabetes mellitus tipo 2 (DM2).»

En la actualidad, cerca de un 35% de los adultos lo sufren, porcentaje que aumenta a mayor edad, pudiendo llegar al 50% en mayores de 70 años.

¿CÓMO SÉ SI TENGO SÍNDROME METABÓLICO?

Si cumples 3 o más factores de los expuestos en la imagen, es muy probable que lo tengas y debas ponerte en manos de un profesional.

¿CÓMO EVITARLO O CONTROLARLO?

En la mayoría de los casos se puede controlar perdiendo peso y aumentando la actividad física diaria. Es necesario seguir una dieta saludable y disminuir los niveles de estrés.

Así que ya sabéis, a cuidar la alimentación, mantenerse activo y a reducir el estrés.

Tener una baja capacidad física supone uno de los factores para que se incremente el riesgo de mortalidad.


BIBLIOGRAFÍA

Domingo, D. M. (2017). Ponte en forma sin perder el tiempo. Barcelona, España: Planeta.
World Health Organization. (2013, julio 9). OMS | Recomendaciones mundiales sobre la actividad física para la salud. Recuperado 3 de mayo de 2020, de https://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_recommendations/es/

Artículo realizado por: